PENSAMIENTOS BENDECIDOS Y MALDECIDOS

E-mail Imprimir PDF
alt
Bernardo Stamateas propone profundizar y analizar el poder de nuestros pensamientos, su capacidad de bendición y también de maldición sobre nuestra vida.
Hace diez años atrás, yo tenía el paradigma de que el dinero era lo más importante para una persona, hasta que llegué a Estados Unidos. Visité iglesias y me di cuenta que el dinero no era lo más importante, porque ahí vi gente con dinero, con prosperidad, con trabajo, pero que seguían pensando como en aquellos países de los que habían salido de la pobreza. Descubrí personas que eran millonarias, que habían prosperado, pero tenían iglesias chicas, con los mismos manteles rotos, la misma heladera sin motor y entonces el Señor me mostró que lo más importante es la "mentalidad".

Daniel 2: 46-49 "Al oír esto, el rey Nabucodonosor se postró ante Daniel y le rindió pleitesía, ordenó que se le presentara una ofrenda e incienso, y le dijo: ¡Tu Dios es el Dios de dioses y el soberano de los reyes! ¡Tu Dios revela todos los misterios, pues fuiste capaz de revelarme este sueño misterioso! Luego el rey puso a Daniel en un puesto prominente y lo colmó de regalos, lo nombró gobernador de toda la provincia de Babilonia y jefe de todos sus sabios. Además, a solicitud de Daniel, el rey nombró a Sadrac, Mesac y Abednego administradores de la provincia de Babilonia. Daniel, por su parte, permaneció en la corte real".


El enemigo nos quiere maldecir, pero él sabe que nosotros tenemos autoridad sobre él y si nosotros descubrimos la maldición le tenemos que reclamar que nos pague por siete. Entonces ¿qué va a hacer el diablo? como él nos quiere maldecir, pero sabe que tenemos autoridad, nos va a maldecir sin que nos demos cuenta, va a mandar la maldición envuelta en papel de regalo-cultura. Va a meter un pensamiento envuelto como algo cultural para que nos entre en la mente, que pensemos nosotros que es un pensamiento de cultura, pero en realidad no es un pensamiento de la cultura es una maldición que funciona en nosotros. Entonces cuando vos tenés un pensamiento que parece cultural y te entra en tu mente pero es una maldición, tu mente quedó maldecida y el gran problema, queridos hermanos, es que tenemos las mentes maldecidas, tenemos pensamientos maldecidos y yo sé que suena fuerte pero hoy los vamos a identificar y los vamos a cancelar, porque cuando vos cancelás un pensamiento maldecido activás para que fluyan en tu vida los pensamientos bendecidos.
¿Por qué hay tantos cristianos que aman al Señor pero no pueden avanzar? Porque tienen pensamientos maldecidos que están bloqueando, como un freno, como una pared a los pensamientos bendecidos. Decí: Este día voy a cancelar todo pensamiento cultural que es una maldición, que está en mi mente, hoy es el último día que va a estar conmigo.

¿Por qué los discípulos no trajeron un avivamiento cuando estaban con Jesús? ¿Por qué no sacudieron las naciones de la tierra? porque ellos tenían pensamientos maldecidos. Un día Jesús está con cuatro mil hombres, sin contar mujeres ni niños y les dio un seminario de tres días de duración. ¿Vos te imaginás reunirnos nosotros acá, cuatro mil sin contar mujeres y niños? unas diez mil personas, tres días encerrados estudiando la palabra. Fue tan bueno el seminario de tres días de duración que se olvidaron de comer. ¿Cuántos hicieron alguna vez algo que les gustaba tanto que se olvidaron de comer?
A los tres días Jesús dice: Muchachos vamos a darles de comer porque hace tres días que no estamos comiendo, nos metimos tanto en la unción que nos olvidamos de todo. Entonces le traen unos panes, siete exactamente y unos pescaditos. Jesús da gracias y les da a todos. Cuando se van, han comido diez mil personas y Jesús le dice a los discípulos: "Cuídense de la levadura de los fariseos"; tengan cuidado con los legalistas, les dijo. Pedro se junta con los discípulos y pregunta ¿Por qué nos habrá dicho eso? ¿porque no trajimos pan para el seminario? Jesús le dice: "Vengan para acá ¿no vieron cuando les di de comer a cinco mil? les di de comer a cinco mil ¿No acaban de ver el milagro? ¿Qué era ese pensamiento? pensamientos de maldición envueltos en papel de cultura.
¿Estamos listos para cancelar si nos queda alguna cosa por ahí? porque hoy nos vamos a ir fluyendo en la bendición de papá.

Primer pensamiento de maldición: No echar raíces.
La inconstancia es un pensamiento maldecido, el desarraigo, mente de peregrino, estoy de paso.
Y eso es lo que nos pasa a los argentinos. No somos hijos de los españoles, no somos hijos de argentinos, no somos ni españoles ni argentinos, decimos: Buenos Aires es la Francia de Latinoamérica. Cuando vas a Francia ni saben dónde queda Buenos Aires. Somos de aquí, somos de allá, los que vienen de otras culturas, seguramente tus papás decían: ¡Ah, la Italia linda! usted tiene que ir a la Italia. Y vos no sabías si era de Italia o era de acá o era de la China o de dónde era. Entonces "desarraigo" ¿Qué es? no echar raíces.
- Gente que cambia de parejas, eso es un pensamiento de maldición.
- Gente que cambia de colegio permanentemente.
- Gente que pasó en la vida por muchos trabajos.
- Gente que no puede echar raíces en ninguna iglesia.
Hay una estadística que dice que cada tres años la gente rota de iglesia, eso es un pensamiento de maldición. Billy Graham, el evangelista más grande de todos los tiempos con su equipo de trabajo, tiene como ochenta años, hace más de cincuenta años que trabajan juntos.
Cuando Caín mató a Abel ¿saben cuál fue el dolor más grande? ¿por qué todos buscaban a Caín para matarlo? ¿Saben cuál fue la maldición más grande de Caín?, "Serás errante y extranjero". Porque no echar raíces, no establecerse, no crecer en un lugar, es lo que el diablo quiere, el diablo va a hacerte mudar cincuenta veces, cambiar quinientas veces de pareja, cambiar ochocientos de veces de iglesia, pero hoy vamos a cancelar la inconstancia.
Hay gente que hoy no vino ¿Por qué? porque llovió, y el domingo pasado no vino ¿Por qué? porque hizo calor y el anterior porque estaba lindo el día y el anterior porque le cayó la familia, cuantas más excusas tengas, más maldecido vas a estar porque Dios te llamó a establecerte, la tierra nos pertenece, vos vas a echar raíces, vas a tener tu casa, tu lugar para ser establecido, porque Dios nos prometió que todo lo que pisemos él nos lo va a dar.
Decí: En esta mañana cancelo de mi vida toda inconstancia, voy a ser perseverante, voy a echar raíces y nadie me va a mover más.

Segundo pensamiento maldecido: La nostalgia.
El pasado fue mejor, la gente que piensa así tiene un pensamiento maldecido, ej: "Te acordás hermano..." etc, acordate lo que te dije: Maldición envuelta en papel de cultura. Estás atado. Hay gente que tiene muebles de la abuela y no los sacan y le dicen: "Padre, dame cosas nuevas" hasta que no te desates de ayer no vas a entrar en el mañana de gloria. Yo no estoy diciendo que el pasado fue una basura, estoy diciendo que no hay que atarse al pasado, al pasado hay que entenderlo, hay que sanarlo para no repetirlo, pero hay que seguir, el que dice que el pasado fue mejor, ese es un tonto, porque lo que viene en Dios va a ser mejor, el pasado fue bueno pero se fue, se terminó, ya no somos más niños ni adolescentes, ni jóvenes, algunos ya no son más adultos, pero el pasado se fue, lo que viene va a ser mejor, lo que viene va a ser más glorioso, el próximo año va a ser mejor que el 2008. Gloria a Dios.
Decí: Esta mañana cancelo de mi vida toda nostalgia. Amén.

Tercer pensamiento maldecido: Mediocridad
Ser un mediocre es estar bajo maldición. Ejemplo: "Lo atamos con alambre". Se te rompió la tabla del inodoro ¿qué hiciste? le pusiste un cartón envuelto en un alambre; se rompió el vidrio, cinco años quedó roto, le pusiste la tapa de Patoruzito para taparla. Estamos acostumbrados al guitarreo, al chamuyo, hay personas que no saben qué predicar. Yo me crié en iglesias en donde los pastores no sabían qué predicar, sanateo, guitarreo.
Vean cómo es la mediocridad, se establece una reunión a las seis, la gente llega a las siete, ese es un pensamiento de maldición. Yo estuve en una iglesia en Estados Unidos en donde se citaba a la reunión a las ocho y arrancaba a las diez, y en la oficina pastoral estaba esperando cuándo me iban a hacer pasar a mí, y el pastor me decía: "Tranquilo", pero le decía ¿ya empezó la alabanza? No, porque yo tengo que citar dos horas antes, porque la gente viene dos horas después; y yo le dije: Viene dos horas después porque vos los citás dos horas antes. ¿Cuántos tienen tazas rotas en la cocina? tenedores rotos, peine con una sola púa, ropa rota. ¿Cuántos tienen frasquitos vacíos en la casa? de adorno, vacíos. Mediocridad hermanos, nosotros somos hijos del Rey, Dios nos ha llamado a gobernar la tierra con excelencia. El profeta dijo: Te daré lo mejor del trigo, yo te daré lo mejor Señor, porque yo soy la mejor creación tuya y yo merezco lo mejor.
El primer milagro que hizo el Señor fue convertir agua en vino para celebrar una fiesta, era un vino de excelencia, todo lo que Dios va a hacer en nuestras vidas va a ser lo mejor, pero nosotros estamos acostumbrados a la mediocridad nos sobra un placard roto que no lo queremos tirar, lo voy a donar a la iglesia. ¡No! ¡Tenemos que matar esa mentalidad!. ¿A cuántos se nos rompió la luz de la habitación y estuvimos meses en oscuridad? maldición envuelta en papel de cultura. Eso se tiene que cancelar porque vamos a la excelencia. En las iglesias ¿qué hacen? todos los que no saben cantar quieren cantar: Yo quiero servir al Señor. Aplaudimos la mediocridad. Los hombres que no se bañan, no se afeitan, no se arreglan, y decís: Dios mira el corazón, pero la gente no mira el corazón, mira afuera, entonces tenés que afeitarte.
Decí: Voy a cancelar toda mediocridad.

Cuarto pensamiento maldecido: Opinador profesional
Los opinadores profesionales están en maldición. ¿Estará maldecido nuestro continente latinoamericano? opinamos de todo, de fútbol, de política. Una vez vino al ministerio una persona que dijo: Pastor le dejo mis datos. Era "Experto en igle-crecimiento", y le digo ¿Vos te congregás? sí, en Devoto, y ¿cuántos miembros tiene tu iglesia? treinta. Tomá le digo, hacé algo en tu iglesia que se está cayendo. Esta persona estaba en una iglesia, era experto en crecimiento y eran treinta! Somos opinadores. Cuando vino Bruce Meismer fue el que juntó todos los documentos del griego del Nuevo Testamento y compiló el Nuevo Testamento griego. Yo hice un seminario con él, muy inteligente, el coordinador del manuscrito del nuevo testamento. Yo veía a mis compañeros enseñándole al hombre, diciendo que tendrían que cambiar este manuscrito porque no estoy de acuerdo, y yo los miraba como diciendo: ¡que se callen!, estamos frente a una eminencia, un hombre que invirtió setenta años en estudiar los idiomas originales. Pero nosotros les enseñamos a todos, opinamos de todo. Eso se tiene que morir, si no sabemos de algo decimos: "No sé". El otro día un hombre me trajo un libro de poesías y quería que yo le de una opinión, sin saber yo de poesías. Hay gente que va a tomar seminario de prosperidad y lo dan pastores que tienen más deudas que todos. Yo no estoy diciendo que no podamos opinar, pero opinadores profesionales es otra cosa. Cancelo esa maldición. Amén.

Quinto pensamiento: Hablar en pequeño.
Decí: Hablar en pequeño es estar maldecido. Ejemplo: Está bien hermanito, diosito, pastorcito. Hablá grande hermano porque tu Dios es Grande, es el dueño de los cielos y de la tierra y Cristo murió en la cruz para darnos no poquitito, para darnos todo, todo, todo, lo que por fe le creamos y le pidamos. ¡Gloria a Dios!
Una vez, una persona que estaba recién convertida, me dijo: "Pastorcito", ¡no! pastorazo, y vos hermanasa, acá hablamos grande. ¡Ay, yo soy humilde!, ¡No!, estás maldecido porque vos creés que Cristo derramó su sangre en la cruz para que vos le pidas dos pesitos para viajar y para el Taraguí? No le faltes el respeto a tu Dios, decíle: Señor, yo sé que tú eres rey sobre las naciones, que tú eres dueño del oro y de la plata, que no hay otro Dios. No es que hay dos dioses el diablo contra Dios, hermano un mosquito no pelea contra un gigante. Hay un sólo Dios verdadero y ese es el Dios que adoramos, que servimos ¡Gloria a Dios!. Decí: No voy a hablar más en pequeño.

Sexto pensamiento maldecido: Criticar, quejarse y juzgar.
Eso es maldición. ¿Ves por qué no fluimos en bendición? porque tenemos los pensamientos maldecidos envueltos en papel de cultura. ¿Cómo somos los argentinos?, criticamos todo, juzgamos, nos metemos en la vida de los demás, ejemplo: yo quiero saber, esa que salió con otro. Dejá que el otro va a dar cuenta. Somos de pensar mal, de meternos en la vida, somos peleadores. Hay gente que dice: yo soy muy profesional, sí, pero con carácter feo, sé un profesional con buen trato, porque la dádiva del hombre abre las puertas delante de los grandes. Tenemos que cancelar. Decí: Cancelo de mi vida para siempre la crítica, la queja y el juicio, amén. Hoy es un día de enseñanza y liberación, vas a venir el domingo que viene y vas a decir: Pastor no sabés las cosas buenas que me pasaron. ¿Sabés por qué? porque liberaste el fluir de Dios en tu mente.

Séptimo pensamiento maldecido: Avaricia, tacaño.
¿Sabés las enfermedades del tacaño?
- Mucosidad porque retienen los mocos. Los avaros tienen más mucosidad que otros.
- Retención de líquidos, hay gente que está hinchada de líquidos son tan tacaños que ni los líquidos sacan.
-Piedras en el riñón, retienen los minerales que no han podido ser diluidos
-Obesidad y grasa, hay gente que está gorda de tacaña: yo no voy a perder nada.

Cancelamos las maldiciones y activamos los pensamientos bendecidos.

Primer pensamiento bendecido: Mentalidad de gratitud.
Digamos gracias a Dios. ¿Cuántos están estudiando en la universidad? den gracias, solo el uno por ciento de la población del mundo está en la universidad. Estás más bendecido que el noventa y nueve por ciento de la población mundial. Si te levantaste con más salud que enfermedad, sos más afortunado que los millones que se mueren por semana.
¿Cuántos están vivos? digan gracias. Si no sufrís guerra, soledad, cárcel, o ser torturado, somos más bendecidos que quinientos millones de personas.
¿Cuántos sufrieron, estuvieron en cárceles, torturados antes de venir para el ministerio? Más de quinientos millones de personas, somos bendecidos. Si podés ir a la iglesia sin persecución, arresto, muerte, sos más afortunado que tres mil millones de personas. ¿Cuántos llegamos así hoy? estamos más bendecidos que tres mil millones de personas.
¿Cuántos tienen comida en la heladera, ropa en su armario y un techo sobre su cabeza? Son más ricos que el setenta y cinco por ciento de la población del mundo.
Hermano mirá si no tenemos ganas de darle gracias al Señor.
¿Cuántos tienen dinero en el banco, en el bolsillo o en la casa? Estás entre el ocho por ciento más rico del mundo.
¿Cuántos tienen sus padres que viven y están casados? estás fuera de la estadística hermano.
Si podés leer este mensaje sos más afortunado que los dos mil millones de personas en el mundo que no pueden leer.
Somos gente bendecida, hermano la gente bendecida camina dando gracias al Señor.
- Gracias por este día.
- Gracias por estar acá.
- Gracias por tu palabra.
- Gracias por mis hermanos.
- Gracias por la salud
- Gracias por los que nos ven por internet y gracias por lo que se viene.
Esa es la gente bendecida. ¡Gloria a Dios!

Segundo pensamiento bendecido: Mentalidad de herencia.
Voy a echar raíces porque soy hijo. Jesús dijo: "Cuando oren digan Padre nuestro", él es mi padre, yo soy su hijo. Nunca le ores a Dios así: "Yo soy tu siervo". Padre, vos sos Padre pero sos mío, yo soy hijo pero soy tuyo y todo lo tuyo es mío, dame la herencia porque voy a echar raíces. ¿Sabés cuál es la herencia?
-Riqueza económica. ¿Cuántos van a reclamar esa herencia? finanzas, prosperidad, los mejores negocios.
-Riqueza de sabiduría. Dios te va a dar sabiduría para resolver conflictos. ¿Saben dónde estuve el viernes almorzando...?

Me mandaron a llamar del gobierno, con ocho personas para proponer ideas, junto a Macri, para mejorar la ciudad ¿adivinen dónde me senté? al lado de Macri ¿y adivinen quién tiró cinco ideas? quien les habla, y pronto le vamos a dar por escrito las ideas de Dios, para que Buenos Aires esté bendecida. ¡Gloria a Dios!. Ahí estuvo Presencia de Dios.
-Riqueza de relaciones interpersonales, te vas a conectar con gente de oro, con los faraones.
-Riqueza interior también nos va a dar Dios. Pablo decía: en la iglesia yo no hablo lenguas, porque el mundo nuevo no entiende nada, pero cuando estoy en mi casa yo hablo en lenguas más que todos.
Dios te va a dar experiencias sobrenaturales del cielo, con la gloria, con papá, con el Señor, no va a haber tristeza, antes decían: Me abandonaron, me violaron, me maltrataron, pero Dios te va a llenar de tantas riquezas, de experiencias en el Señor, que las experiencias de dolor serán un granito de arena en medio del desierto de la bendición.
- Riqueza de sueños. Porque soy hijo, ¿Cuántos hijos de Dios hay?
- Riqueza de discípulos. De tu trabajo va a salir gente formada por vos.

Hay en la provincia un pastor que me imita cómo predico, los chistes, y puso un dvd en la casa junto a su esposa, para seguir sacando las prédicas, el hijo de nueve años estaba sentado ahí, y cuando empieza a ver le dice: Mamá, mirá, lo está copiando a papá, por mí.
Hermanos Dios nos va a dar riquezas de sueños financieros interpersonales, riqueza interior, riqueza de discípulos.
Tenés que echar raíces porque sos hijo y si sos hijo sos "heredero"; no sos siervo, siervo es actitud, tu "posición" es "hijo", sos hijo del rey Padre. Padre mío, tú eres mío y todo lo tuyo me pertenece y la tierra ha sido puesta por debajo de mis pies para gobernarla y ser de bendición.

Tercer pensamiento bendecido: Los bendecidos tenemos bendiciones y grandes bendiciones.
Hermano nunca consideres tu contexto para triunfar, no importa tu contexto. Moisés fue tartamudo escribió la ley, Gedeón fue pobre libertó un pueblo.
Mantén la paz de tu lado siempre. En medio de la crisis, de la pelea, no cedas la paz, mantén la paz, no busques la pasión, buscá mantener la paz, porque el que tiene la paz, tiene la victoria de largo alcance.
Si estás considerando estar bien con todos, dejarás de tomar las decisiones más importantes de tu vida. Cuando caigas, vuelve a levantarte. Pablo decía: Derribado, pero no destruido. ¿Cuál es la diferencia entre un derribado y un destruido? que el derribado se vuelve a levantar.
Hay bendiciones y grandes bendiciones. Voy a soltar algo poderoso.

Estaba Zacarías, el viejo servía en el templo, y decía: "Señor, danos un hijo". Los viejos tenían salud, servían en el templo, tenían trabajo, se llevaban bien como esposos, pero no tenían hijos. Tenían bendiciones pero no tenían grandes bendiciones. Porque hay algo que le has estado pidiendo a Dios que es más grande que las bendiciones que estás disfrutando. Si Zacarías con la esposa Elizabet era buena gente, servían a Dios, iban al templo, oraban a Dios ¿por qué no tenían hijos si no era gente mala? ¿Por qué a la gente buena no le vienen cosas buenas? ¿Por qué si lo más valioso para ellos era un hijo? Durante cuarenta, cincuenta años: Dame un hijo, dame un hijo, dame un hijo, ya ni repetían la oración, estaban muy viejos. Y dice que se le apareció el ángel Gabriel y le dijo: Zacarías, y él se asustó, vos imaginate que se te pare un ángel al lado ¿no te agarraría miedo?

Se le apareció el ángel y le dice: "Zacarías tu oración ha sido oída, vas a abrazar un hijo y va a acercar el corazón de los padres a los hijos y preparará el camino del Señor y va a ser profeta grande y no habrá otro como él y va a llenar tu corazón de alegría y el pueblo va a ser bendecido y va a preparar el camino para la gloria que viene para el Señor", y Zacarías dijo: ¿Cómo si estoy viejo?
Entonces el ángel le dice: "Por cuanto no creíste, quedarás mudo".

Zacarías salió del templo, ya no podía predicar más. Y la gente decía ¿Qué pasó? y él no podía decir y fue a la casa y estaba la esposa, y no le entendía.
Era buena gente, oraban al Señor, estaban en el templo ¿Por qué le vino el hijo de viejo? ¿No se lo podía haber dado Dios cuarenta años antes, cuando eran jóvenes para que lo disfruten? Porque a los seis meses iba a nacer Jesús. Cuando Dios tarda en darte una bendición es porque la bendición que viene está conectada con otra bendición más grande que vas a disfrutar. Cuando Dios no te da en el tiempo lo que le has pedido es porque seis meses adelante se viene algo glorioso, algo que vos no sabés, pero cuando se conecte tu bendición con la bendición más grande de Dios vas a decirle: Ahora entiendo que las grandes bendiciones vienen como dominó para mi vida.
¿Por qué se quedó mudo Zacarías? porque no supo oír con fe. Si yo no sé oír con fe a Dios, no sabré hablar fe. Dime cómo oyes y te diré cómo hablas.

Cuarto pensamiento bendecido:
1. La gente bendecida pasa tiempo con Dios.
¿Qué hace la gente bendecida? pasa tiempo con Dios.
¿Cuántos quieren ser buenos predicadores? Buenos comunicadores, sé un buen oidor de Dios. Porque lo importante no es saber orar, es saber oír. Porque cuando vos sabés oír a Papá, porque estás tiempo con Papá, entonces vas a ser un buen comunicador. Va a depender de cómo estás oyendo esta palabra porque si la oís sin fe, saldrás mudo, no tendrás palabra para construir tu bendición, pero si oís con fe, cuando salgas de acá habrá victoria sobre tu vida y dirás yo no soy un opinador, ya no hablo en pequeño, no soy un discutidor, no soy de cuarta, soy un hijo del rey limpiado por la sangre de Jesucristo, voy de gloria en gloria, las bendiciones son todas para mí, voy a ser de bendición y todo lo que haga me saldrá bien.

Pasá tiempo con Dios. Por eso yo bendigo a los que vinieron de lejos, porque si viniste de lejos es para oír con fe. El ángel lo dejó mudo a Zacarías porque dijo: Si no lo enmudezco, el viejo me va a matar a Juan que va a nacer, lo va a abortar porque las palabras abortan los sueños. Los sueños no se alimentan de amor, sino de palabras de fe y las palabras de fe y la fe viene por el oír con fe la palabra.
Por eso nosotros en el ministerio te decimos levantá las manos, porque te esforzamos a que hables, porque hay gente que pasó toda la semana y no habló nada de fe. La gente bendecida pensamos en prosperidad y abundancia salvaje. Vamos a romper.

Las iglesias abrieron todo para cien personas y no está mal eso, lo malo es pensar que esa es tu herencia final. No está mal tener cuatro reuniones, lo que está mal es tener cuatro si podemos tener seis. No está mal estar en el trabajo en el que estás, lo malo es que te quedes ahí si Dios te dio más potencial para estar mejor. Lo malo no es lo que hacemos, lo malo es que si Dios nos dio más potencial, nos quedemos donde estamos. Por eso Dios nos va a ensanchar.
Jesús dijo: "Cuando oren digan Papá, Padre nuestro, no digan soy tu siervo, yo te sirvo", y digamos "hermano y hermana".

Voy a soltar algo bien bueno. Padre nuestro que estás en los cielos....el pan nuestro de cada día dámelo hoy. ¿De quién es el pan? nuestro, ¿Por qué nuestro? porque somos sus hijos, dice el pan mío dámelo, es mío. ¿Quién lo tiene? Él, pero ¿de quién es? mío. Y yo se lo pido porque soy su hijo, no sos sirviente, entonces dame el pan de cada día, no dice dame el pan de hoy dámelo hoy, dice el pan de cada día, ¿de cuántos días? de todos los días...El Señor no dice: Padre dame la comida de hoy, hoy", lo que está diciendo es dame la de todos los días de mi vida, dámelo hoy, vos tenés que saber orar, cuando mañana vayas a tu trabajo vas a decir: dame los clientes de todo el dos mil nueve, dámelos hoy. Porque Dios te va a romper el cerebro y te va a dar lo que antes tardaba una semana, te lo va a dar hoy, lo que antes ganabas en un año, lo vas a ganar hoy, porque la gente que exige ha salido de la mentalidad de esclavo, maldecida, porque no somos esclavos, somos hijos, él es papá entonces vas a orar: Señor la paz de todos los días de mi vida dámela hoy, dáme la alegría de todos los días de mi vida, dámela hoy y al otro día otra vez, porque yo no quiero ser feliz hoy, por el hoy, yo quiero ser feliz hoy como si fuese toda la felicidad junta de todos los días de mi vida. ¡Gloria a Dios!.

Gritá ¡Dámelo hoy! Quiere decir que cada día hay bendiciones. Yo soy de los que creen que hoy domingo está lleno de bendiciones y el lunes y martes..., y hay que salir a buscar bendiciones acá estoy ¿dónde están ustedes? síganme. Porque Jesús no dice pídanle al pan que venga a ustedes, dice: Pídanme a mí que les de el pan.

Voy a soltar: Cuando Dios te de un sueño, nunca le preguntes a la plata si podés o no, ¿puedo o no puedo? porque entonces sos sirviente del dinero, y vos le tenés que preguntar a Dios y Dios te va a decir ¡claro que podés! Y entonces le vas a ordenar al dinero que venga a tu vida, es así cuando entonces sos rey del dinero y el dinero te obedece, porque somos hijos, no somos esclavos, nunca le preguntes a las cosas, nunca digas: ¿Tendré el mueble nuevo? no le preguntes a los muebles, no le preguntes a tu familia, no le preguntes a tu sueldo. Pastor ¿Cómo voy a tener cosas nuevas si el sueldo no me alcanza? Ese es tu problema, le preguntás a tu sueldo, preguntale a papá porque si le preguntás a tu sueldo sos esclavo del sueldo, le preguntás a papá, hijo del Rey serás.

Y suelto la mejor. El pan nuestro de cada día dámelo hoy... ¿cuántos días?, cada día, vos te imaginás cincuenta días de alegría todos juntos hoy ¿cómo estaríamos? ¿a cuántos les ha pasado que en una reunión enloquecieron? yo el domingo pasado en el último culto me agarró tanta alegría que salí de acá y me pegué una vuelta corriendo todo el templo y llegué acá y estaba todo transpirado y cuando miré dije: No puede ser que haya hecho eso..., después no podía mover un dedo, pero me vino tanta alegría junta que enloquecí, preparate para enloquecer porque Dios no nos va a dar lo de hoy, hoy, Dios nos va a dar lo de muchos días hoy, lo de un mes, hoy, Dios nos va a dar en diciembre todas las bendiciones juntas del 2009, del 2010, del 2020.

Va la última. David decía : "Temprano te buscaré" ¿por qué temprano? porque si vos orás a las diez de la noche y le decís: El pan mío de todos los días dámelo hoy, Dios te va a bendecir dos horas pero si vos se lo pedís a las seis de la mañana ¿Cuántos se acuestan después de las doce? acostate después de las doce y dos minutos, arrancá el día allí y decile: El pan de cada día y Dios te va a dar veinticuatro horas de bendición.

Cuanto más temprano lo busquemos más bendición del cielo va a haber. Acá somos hijos, no hay más gente maldecida vamos a alabarle.
Es la una ¿Cuántas horas nos quedan? hasta las doce nos falta once horas, danos hoy la prosperidad salvaje del 2005, 2006, 2007, 2008, danos el gozo de cinco años hoy, danos la sonrisa y la fuerza del espíritu de cinco años hoy, dice la Biblia: "Id y haced discípulos a las naciones, bautizando a la Nación". ¿Sabés cómo termina el partido? las naciones llevan la gloria al Señor, a mí me enseñaron que pocos se iban a convertir, hasta que me cambió la cabeza el Señor y me dijo: cabezón eso está maldecido, vas a ganar naciones completas, el partido lo ganamos los hijos del rey. El profeta Daniel le interpretó el sueño al gobernador y éste lo puso por sobre todo, porque Daniel tenía mente de hijo, no mente maldecida, así que se vienen cosas grandes, vamos a hablar grande, vamos a soñar grande, vamos a esperar grande, vamos a hablar fe, y a los que no les llegaba la bendición, tranquilo está viniendo con otras, encadenada. Amén.

Vamos a abrir un Presencia de Dios en tu barrio, porque si vos estás ahí, sos hijo, dueño de ese lugar. Gracias Señor. Pablo decía: No habéis recibido espíritu de esclavitud para estar en legalismo, has recibido el espíritu de hijos, que dice Abba Papito, somos hijos de Papá, y si tus papás te abandonaron, ahora tenés uno mejor. Mi pueblo será bendecido salvajemente y vendrán del gobierno, de los hospitales, policía, a pedir socorro y como el profeta Daniel interpretó los sueños y llevó palabra a la tierra, así establecerás mi reino del cielo a la tierra y mi fiesta se establecerá y nunca más se callará mi voz y nunca más se apagará la música de fiesta que ya ha comenzado con ustedes. Padre yo sello esta palabra y declaro éxito rotundo y salvaje, todo lo que hagamos nos saldrá bien, Amén.
Actualizado ( Jueves, 05 de Agosto de 2010 10:48 )  

 

Mundo Eva

Radio Planeta