ENFRENTAR LAS BURLAS

E-mail Imprimir PDF
alt
¿Quiénes tenemos en nuestra historia gente que se burló de nosotros? Todos. Los que fuimos burlados y los que nos burlamos.
Segunda de Reyes 2: 23-25 " De Jericó, Eliseo se dirigió a Betel. Iba subiendo por el camino cuando unos muchachos salieron de la ciudad y empezaron a burlarse de él. ¡Anda, viejo calvo! le gritaban ¡Anda, viejo calvo! Eliseo se volvió y, clavándoles la vista, los maldijo en el nombre del Señor. Al instante, dos osas salieron del bosque y despedazaron a cuarenta y dos muchachos. De allí, Eliseo se fue al monte Carmelo; y luego regresó a Samaria".

¿Quiénes tenemos en nuestra historia gente que se burló de nosotros? Todos. Los que fuimos burlados y los que nos burlamos. Como el que viene de otra iglesia dice: Me lastimaron. Nunca viene el que lastimó, todos los que lastimaron nunca vienen, una persona que diga: Yo lastimé, por eso vine acá. Hoy vamos a cancelar todo menosprecio, toda burla y toda palabra que nos ha achicado.

¿Quiénes recibimos burla de gente? de nuestra casa, familiares que se burlaron de nosotros, de nuestro trabajo.

¿Quiénes tuvimos compañeros en el colegio que se burlaron de nosotros? Todos los que estamos acá fuimos humillados, burlados.

La palabra "Humillar" quiere decir "rebajar, disminuir, someter, vejar, ultrajar".
Una cosa es la burla y otra cosa es una broma. La broma siempre es compartida por dos y no hay mala intención, en la burla hay una mala intención, hay un deseo de destruir al otro y no es compartido por los dos. Cuando yo hago una broma, si nos reímos los dos es una broma, pero si lo hago con mala intención y la otra parte no se ríe, entonces no es una broma, es una burla. La burla es hecha por una persona insegura. ¿Por qué se burla la gente de los demás? porque somos inseguros. Cuando alguien se tropieza y nos reímos, o se burlaban de la nariz que tenías, de la panza que tenías, de la ropa que tenías, de la manera de hablar, por ser cristianos, por ser virgen, no importa por qué, la gente se burla porque es insegura.

Cuanto más inseguro es, más se burla del otro, porque es una manera de decir te pasó a vos, no me pasó a mi.

Cuando alguien se tropieza y alguien se le ríe en la cara o se burla, es porque está diciendo: No me pasó a mí, te pasó a vos. Necesitan exagerar el error del otro para sentirse ellos seguros.

La gente burladora siempre va a descalificar, te va a rechazar, te va a reducir, te va a achicar.

La gente burladora te puede difamar, calumniar, inventar una historia.

¿A cuántos nos inventaron una historia alguna vez? Dice que Duplantis iba con la hija de veinte años abrazados y fueron al cine. Y salió por todos lados ¡el pastor Duplantis adúltero, engaña a su esposa! Y estaba con la hija. ¿De dónde nacen esas voces? nacen de los burladores.

Las personas que te ponen estigmas, rótulos. ¿Cuántos fuimos rotulados de chicos? el gordo, la tonta, la vaga, el inteligente, la princesita, el tontito.

¿Qué tenemos que hacer frente a la burla? voy a enseñarte algunas técnicas buenísimas. ¿Qué tenemos que hacer cuando alguien se burla de nuestra fe, se burla de nosotros, de nuestra ropa, de nuestro peso, de la manera de ser? o se burlan porque tenemos al lado al que hoy se nos sentó al lado.

Primera técnica: ¿Y?

Vos tenés una panza que parece un tanque de cerveza ¿Y?

Tenés una nariz que parece un águila ¿Y?

Hay que hacer "Y" con el gesto, levantando los hombros. Parecés una bola de grasa ¿Y?

Te equivocaste fuerte ¿Y?

Esa panza que tenés ¿Y?

Yo creo que  ustedes son tontos y se equivocan, decís dos palabras tres tonterías ¿Y?

¡Mirá qué tonta cómo te vestiste hoy! ¿Y?

Y cuando alguien se burla de vos le decís: Tenés razón ¿estás mejor ahora?

O te dicen: Vos sos una tonta que siempre te equivocás. Sí, tenés razón ¿estás mejor? Lo importante es que vos estés bien.

Segunda técnica: No te enganches.

Con el que no te interesa mantener contacto y se burla de vos o te rechaza o te rebaja le tenés que decir esto: Lo voy a tener en cuenta, gracias ¡y no lo ves nunca más!. Perdón que enseñe un concepto distinto al que nos enseñaron. Porque Pablo dice: Con los que causan divisiones, con los que molestan, no te juntes, evitalos. Cuando alguien te insulta, le decís lo voy a tener en cuenta, gracias. Ya está no te enganchás. ¡Mirá cómo te vestis pareces una prostituta nena! Lo voy a tener en cuenta, gracias, le decis ¡y te vas, ya está!.

Tercera técnica: Nunca trates de ganarte al burlador.

Porque el burlador a lo que juega es: Yo no te voy a dar mi aprobación. El burlador juega a: Yo te voy a descalificar para que vos quieras ganarte mi aprobación. ¡Y vos no necesitás ganarte la aprobación de nadie, ya tenés la triple bendición!. ¿Sabes cuál es la triple bendición? Dios me ha aprobado, yo me he aprobado y la gente que me ama me ha aprobado, no necesito ninguna aprobación más de nadie ¡ya está!.

Para que no te lastimen las burlas, no te tienen que alegrar los reconocimientos.

Jesús va caminando un domingo, entrando al templo, y la gente dice: Hosanna al rey y Hosanna. Cinco días pasaron, viernes temprano ¡Crucifícale! ¡Crucifícale!

Vos tenés que aprender a seguir adelante cuando te dicen: Hosanna para que puedas seguir adelante para cuando te quieran crucificar. El día que no busques el reconocimiento, ni modifique nada en tu vida, ése será el día que cuando te critiquen y te calumnien tampoco te va a lastimar. No necesitamos ninguna aprobación de nadie, ya Dios nos ha aprobado, nosotros nos hemos aprobado y la gente que se puso nuestra camiseta y nos ama de verdad nos ha aprobado, no necesitamos ganarnos a ningún burlador.

Cuarta técnica: Reirme y exagerar.

Por ejemplo, te dicen: Mirá esa panza que tenés. ¿Qué tenés que hacer? reíte,y decí: Esta panza a la noche se hace el Titanic donde Mariela navega con gozo y alegría, te reís y listo. O ¡Mirá la nariz que tenés, parece un sacacorchos!, decís no sólo sacar corchos, sino también saco tapitas de Coca-Cola. Pero vos te equivocaste ayer diez veces, no te voy a permitir diez; yo me equivoqué cuarenta y nueve, las conté y voy a tratar de superarme porque voy por más, y te reís.

Yo aprendí algo, reíte; le decís esto: "Botellita de jerez, botellita de jerez, todo lo que me digas será al revés", y te reís. Nosotros no somos gente de violencia, somos gente de fe agresiva, que es otra cosa. A veces tenemos que aprender a ignorar cuando alguien se burle. Vos imaginate que es un perro que está ladrando, y cuando alguien te insulte y te diga cosas, vos imaginate que es un perro que te dice "Guau, guau, guau".  Pablo dijo: Con los perros no te juntes, no pertenezco a tu audiencia.

A veces tenemos que imaginarnos nuestro escudo de la fe, lo tenemos que ver; imaginate que cuando te insultan, las palabras rebotan y caen, no pasan. ¿Cuántos veían el agente ochenta y seis? le bajaba la campana de cristal, el cono del silencio. Tenés que imaginarte que te rebotan, te dicen algo y te rebota, es un perro ladrando, no engancharse con las burlas.

A veces es necesario confrontar, cuando alguien se burla y el Espíritu Santo te dice le tenés que poner límites, tenés que confrontar. ¿Sabés cómo tenés que confrontar? de la misma manera que te agreden. Ejemplo: Estoy ofendido con vos porque no me entrevistaste; vos le tenés que decir: No, yo estoy ofendido con vos porque no respetás mi cansancio.

Cuando alguien te dice: Estoy enojado porque me gritaste, y te quieren manipular vos le decís: No, yo estoy enojado porque vos me planteaste mal este tema. Cuando alguien te diga vos sos poco profesional, vos decile ¡No! vos sos poco profesional que me decis que soy poco profesional.

Me dolió que no me saludaste; y a mi me dolió que no reconociste que no te vi.

Hay gente que le tenés que parar el carro. Pastor Jesús dijo que ponga la otra mejilla, sí eso quiere decir no vengarse, porque no somos gente violenta, pero no somos gente tonta.

Cuando el soldado romano le pegó a Jesús, él dijo: Si he hecho mal dime cuál y sino ¿por qué me pegas?

A veces hay ciertas personas que les tenés que jugar de la misma manera, te dicen: Me dolió que vos no me llamaste, y a mi me dolió que vos no me avisaste que te tenia que llamar.

Primera cosa para caminar: Fe agresiva.

La gente exitosa combina confianza y total confianza.

A la gente le tenés que poner confianza, pero a Dios tu total confianza. ¿Cuál es la diferencia? confianza es: Yo sé que me vas a fallar. Total confianza: Yo sé que nunca me vas a fallar. Por eso la Biblia dice: Maldito el que pone toda su confianza en el hombre; porque en la gente tenés que poner confianza, sino no nos podemos relacionar. Confianza puede fallar. Con tu marido, tu esposa, tus hijos, pastores, lideres, amigos, eso es confianza, puede fallar. Total confianza no puede fallar. ¿El problema cuál es? cuando ponemos en la gente nuestra total confianza y decimos: Vos no me vas a fallar; entonces te veremos en sanidad interior esta semana para ministrar tus heridas del corazón.

Una persona exitosa es una persona que pone confianza en otra persona; quiere decir que la otra persona puede fallar, pero tu total confianza la ponés en Dios, nunca tenés que poner en otros tu total confianza. No pongas tu total confianza en alguien que veas con tus ojos, toda tu confianza tiene que estar en Dios, que él no falla, no miente, no se arrepiente, y no hace nada malo. Tu confianza en la gente, pero tu total confianza en Dios. Nunca dejes que la gente ponga su total confianza en vos, cuando a mi viene alguien y me dice: Pastor, usted es la última solución para mi vida, porque si usted no me ayuda me voy a matar. Ya te digo que nos estamos matando juntos, porque ¿qué me está diciendo esa persona? que puso su total confianza en mí, y no tiene que poner su total confianza en mi, porque yo no soy Dios.

Alejandra la súper pastora, ¡No! Marta vengo porque yo sé que tu consejo va a cambiar mi vida ¿el consejo de Marta te va a cambiar la vida? ¡No! Vos tenés que achicar eso, porque cuando no tenés estima te enganchás y buscás de la gente que pongan su total confianza en vos, pero cuando vos estás sano le enseñás a la gente: Vos no confíes en mí,  porque vengo fallado de fábrica como vos, pero Dios no. Por eso cuando a Jesús todos lo dejaron él siguió adelante, porque su total confianza nunca estuvo en los discípulos, estuvo en el Señor.

Dice que cuando llegaron a Getsemani, en el peor momento de Jesús, les dijo: Oren por mí; pero ellos se durmieron, los fue a despertar, muchachos oren por mí, cuando Jesús terminó de orar, solo, dice que lo llevaron para la cruz, todos lo abandonaron. La gente sólo te va a acompañar hasta la mitad del camino, la gente te va a acompañar hasta Getsemani, hay un tramo de Getsemani, hasta la cruz, que tenés que hacer sólo. Decís: Es que yo estoy dolido porque hubo gente que me dejó en mi peor momento; porque tu peor momento lo pasás sólo, nadie puede acompañarte; desde tu Getsemani hasta la cruz, tenés que pasarlo sólo; así, si estás resentido con alguien porque te dejó en el peor momento, no te llamó en el peor momento, hoy soltalo porque tu peor momento no se pasa con gente, gente te acompaña hasta la mitad del camino, pero hay un tramo que lo pasás sólo ¿sabés por qué? porque vas a resucitar, y cuando resucites vas a decir, no fue la obra de mis amigos, fue la obra de mi Dios en quien puse toda mi confianza. ¿Habrá alguien acá que en este momento ponga toda su confianza en el Señor?
 

 

Mundo Eva

Radio Planeta